Entrevista Derwin Pérez: Campeón de España de Paintball 2021

Nos complace presentar una entrevista exclusiva con Derwin Pérez, conocido en el mundo del paintball como “Galactor”. Derwin, con 24 años de experiencia en este deporte, se ha destacado no solo por su habilidad en el campo sino también por su pasión y dedicación inquebrantables. Originario de Venezuela y ahora nacionalizado español, Derwin ha dejado una marca imborrable en el paintball español, siendo apodado “el abuelo del Paintball” por ser el competidor de mayor edad en muchos torneos.

En esta entrevista, Derwin nos habla sobre su viaje en el paintball, desde sus humildes comienzos hasta convertirse en campeón de España en 2021 a los 55 años. Nos comparte sus estrategias, su rutina de entrenamiento y cómo ha motivado a otros a unirse a este deporte. Además, reflexiona sobre el impacto cultural y social del paintball y sus esperanzas para el futuro del deporte. Acompáñanos para conocer más sobre este apasionado jugador y su inspiradora trayectoria.

¡Comencemos!

¿Quién es Derwin Pérez?

No me considero un jugador de Paintball profesional, aunque llevo 24 años jugando, porque nunca he jugado en un equipo profesional. Sin embargo, he participado en muchos torneos, he ganado muchos de ellos y me han pagado por jugar. Mi nombre es Derwin Pérez, y compito bajo mi nickname de Paintball, Galactor. En España, soy conocido como “el abuelo del Paintball” porque soy el mayor en todos los torneos que he jugado en España, al menos hasta el momento.

Soy venezolano, y actualmente resido en España, donde obtuve la nacionalización hace muchos años. El Paintball es mi pasión. He participado y ganado muchos torneos en España; he viajado a muchos torneos por todas partes para competir, promocionar el deporte, enseñar y entrenar a otros jugadores con menos experiencia durante varios años. Incluso llegué a dirigir un programa semanal de Paintball, todos los miércoles a las 9, donde hablaba de paintball en España en directo.

Este año, 2021, a mis 55 años, me coroné campeón de España. El Paintball es un deporte que puede ser jugado por cualquier persona sin importar la edad, a partir de los 14 años porque las leyes así lo permiten. A cualquier edad puedes jugar a un buen nivel si mantienes un alto nivel de disciplina, entrenamiento y te mantienes en forma. La competición es muy exigente, pero la edad no es un obstáculo para competir y obtener buenos resultados; yo soy la prueba de que si se quiere, se puede.

Hace dos semanas quedamos campeones de España con mi equipo oficial Venezuela Army, un proyecto en el que he trabajado más de 4 años. Aunque he tenido el honor de jugar para España en cuatro oportunidades, lo cual siempre agradeceré, siempre tuve la espinita de poder representar a mi país. Este año, finalmente logré que Venezuela tuviera representación en la Copa de las Naciones en Francia, durante la primera semana de septiembre. Esta es una competición muy importante, en la que participan muchos equipos de alto nivel de diferentes países. Sin duda, uno de mis mayores logros a nivel personal.

Preguntas sobre Paintball

¿Qué consejos le darías a una persona que va a jugar Paintball por primera vez?

Primero, es crucial contactar con un campo de Paintball cercano. Después, reúne a tus amigos, familiares o cualquier persona con la que quieras pasar un buen rato. Disparar y manchar a la gente con pintura es increíblemente divertido. Es una excelente manera de liberar estrés y echar unas risas. Te aseguro que estarás hablando de la partida durante toda la semana, porque la experiencia es realmente memorable y entretenida.

Lo más importante es elegir campos de paintball legales que mantengan bien el equipo y almacenen correctamente las bolas de pintura. Si las bolas no se almacenan adecuadamente, pueden endurecerse y no romperse al impactar. Esto no solo puede arruinar la experiencia del juego, ya que los jugadores que deberían estar eliminados seguirán en la partida, sino que también puede causar dolor e incluso dejar moratones si las bolas están demasiado duras. Por eso, es fundamental ir a campos reconocidos y bien valorados en redes sociales o en reseñas en línea, y evitar los campos piratas o improvisados. Siempre es mejor informarse bien antes de elegir un lugar para jugar.

¿Qué le dirías a una persona que aún no ha jugado a Paintball?

Le diría dos cosas. Primero, que el paintball de competición es el deporte con menos lesiones físicas a nivel mundial, según las compañías de seguros. Tiene menos riesgo que el golf. Y segundo, que el paintball es uno de los deportes más rápidos del mundo. Las bolas salen del cañón a 300 pies por segundo, más rápido que un Fórmula 1. La adrenalina es indescriptible. Así que si alguien quiere probarlo, le aseguro que valdrá la pena.

Derwin Pérez asegura que jugar al Paintball otorga una subida de adrenalina indescriptible.
Derwin Pérez asegura que jugar al Paintball otorga una subida de adrenalina indescriptible.

Preguntas sobre Paintball Competitivo

¿Cuáles son los diferentes tipos de jugadores y roles en el campo de batalla?

En la competición de Paintball, esencialmente hay tres tipos de jugadores. Los que se encuentran en la línea de atrás son los encargados de proteger a los jugadores que están más adelante. Ellos proporcionan cobertura, ayudan en el avance y se encargan de la comunicación crucial, informando sobre la ubicación del equipo contrario, cómo eliminarlos, cuántos jugadores quedan y cuántos somos. Estos jugadores en la retaguardia suelen moverse bastante para mantener una posición ventajosa.

Luego, están los jugadores que avanzan, divididos en dos categorías. Primero, tenemos al jugador del lado de la serpiente. Este tipo de jugador se mueve entre parapetos muy pequeños y bajos. Deben ser ágiles, rápidos y tener una excelente habilidad para cubrirse. Por otro lado, en el otro extremo del campo, encontramos a los jugadores de dorito. Los parapetos en esta zona son un poco más fáciles para moverse, pero igualmente requieren agilidad y habilidad para cubrirse. Así, tenemos los tres tipos de jugadores: los de retaguardia, los de serpiente y los de dorito.

Personalmente, soy un jugador de dorito, pero con los años he pasado a jugar más en la línea de atrás. Hace diez años jugaba en la serpiente, pero con el tiempo, me resultaba más difícil mantener esa agilidad, así que me moví al lado de los dorito. Sin embargo, desde hace cinco años, juego más en la retaguardia, proporcionando comunicación y cobertura. Aunque disfruto más jugando de dorito, ya que es más dinámico y permite moverse mucho, controlar el medio del campo desde atrás se me da bastante bien.

El campo de competición es similar en tamaño a un campo de fútbol 7, con cerca de 40 parapetos diferentes y de medidas reglamentarias. Últimamente, en la parte central del campo, están colocando parapetos muy grandes, lo que facilita la ocupación de posiciones centrales. Recientemente jugamos en Madrid, y el diseño del campo con esos parapetos centrales fue espectacular. Me metí en esa zona y causé un gran impacto. Aunque disfruto moviéndome por el centro, a veces tengo que quedarme atrás para ayudar y dar cobertura al equipo. Mi objetivo principal es cubrir a los que están avanzando y proporcionarles la información necesaria para que puedan progresar y eliminar al contrario. Siempre que tengo la oportunidad, me meto por el medio y hago de las mías, algo que me caracteriza mucho como jugador.

¿Que estrategia sigues para preparar las competiciones?

Sí, normalmente una semana antes del torneo, recibimos la disposición de los parapetos en el campo. Con mi equipo, comenzamos a preparar una estrategia basada en esta información. Estos campos generalmente se han utilizado en otras competiciones, por lo que podemos ver vídeos y analizar cómo se juegan, por dónde pueden entrar los jugadores, etc. Con esta información, planificamos nuestras estrategias.

Al llegar al campo, evaluamos los ángulos de tiro y las rutas de movimiento, y preparamos tres estrategias: una básica y segura, una más agresiva y otra defensiva. Establecemos quién disparará a qué zona del campo y cómo responder a los movimientos del equipo contrario. Además, asignamos roles específicos, como quién cubrirá a quién y quién avanzará. Es un proceso bastante complejo, similar a una partida de ajedrez, donde movemos nuestras piezas en respuesta a las acciones del equipo contrario.

Una de mis fortalezas es tener una buena visión del campo. Una vez que la partida comienza, puedo ver lo que hacen mis compañeros y predecir los movimientos del equipo contrario. Observar a dónde disparan y por dónde avanzan me permite ayudar a atacar de manera más efectiva y tomar decisiones precisas en el momento adecuado.

¿Para comunicaros, lleváis micrófono o algún otro dispositivo?

No, está prohibido usar dispositivos de comunicación durante el juego. Existe un reglamento muy detallado que especifica todo lo que no se puede hacer, y hay árbitros que supervisan para asegurarse de que se cumplan las reglas y de que ningún jugador juegue con manchas de pintura.

Si me dan un bolazo y lo veo, debo salir del campo. Si no lo hago y el árbitro detecta la mancha, me sacarán a mí y a un compañero. Si me golpean en la espalda y siento el impacto, debo detenerme y llamar al árbitro para que me revise. Si continúo jugando sin detenerme, el árbitro me sacará a mí y a otro jugador. Si intento ocultar la mancha, las sanciones son más severas, llegando a sacar a tres jugadores del equipo.

¿Cuánto dura un torneo? ¿Los partidos son seguidos o existen descansos?

Existen dos tipos de competiciones. En la competición normal, que es más tranquila, hay 10 equipos y juegas contra los otros 9 en partidas de 5 minutos cada una. Esto permite tiempo para entrar, jugar, salir, descansar unos 20 minutos y luego volver a jugar otra partida. En cambio, el paintball exbolt es mucho más rápido y dinámico. En este formato, hay dos casetas con dos mesas en cada lado del campo. Cuatro equipos juegan a la vez, con dos equipos enfrentándose mientras los otros dos se preparan. Las partidas duran 10 minutos y pueden incluir hasta 8 o 9 puntos. Son muy dinámicas y estresantes porque, cuando terminan esos 10 minutos, tienes solo 40 segundos para regresar a la base y comenzar de nuevo. La adrenalina que produce este formato es increíble, ya que necesitas estar pendiente de todo y con los sentidos al 100%.

¿El objetivo es darle a todos un bolazo y fuera?

Normalmente se juega 5 contra 5, y el objetivo es eliminar a los cinco jugadores del equipo contrario o tocar el botón de su base. Si tocas el botón, ganas el punto incluso si quedan jugadores vivos del otro equipo. Sin embargo, suele ser más fácil ganar por eliminación, ya que un solo jugador defendiendo el botón podría eliminarte antes de que lo alcances.

¿Puede darse un impacto sin que el jugador apenas lo note? ¿Qué sucede en estos casos?

Sí, es posible. Llevamos una especie de bolsa en la espalda llamada portapods, donde guardamos los tubos con bolas. Si te golpean ahí, es posible que no lo sientas. Lo mismo ocurre si te dan en la marcadora, el cargador o la botella de aire. Si no te das cuenta del impacto y sigues jugando, el árbitro te sacará a ti y a otro compañero. Esto es para evitar que el equipo contrario pierda la ventaja debido a un jugador que debería estar eliminado.

¿A cuántos jugadores has eliminado en una misma ronda?

Tengo vídeos donde elimino a los cinco jugadores del equipo contrario yo solo. Juego con una cámara en el cañón para grabar y mostrar el impacto que puedo tener en un equipo. Disfruto mucho revisando estos vídeos cuando regreso a casa después de una competición y estoy más tranquilo.

¿Invitas a las personas de tu entorno a participar en la competición?

Sí, he motivado a muchos amigos venezolanos que han venido a España huyendo de la crisis. La mayoría ha pasado por escribirme a mí, especialmente aquellos a los que entrené hace años. Se han entusiasmado tanto con las clases y lo que les he enseñado que han comprado todo el equipo, formado equipos propios y motivado a otros a unirse. Muchos me han pedido que los vuelva a entrenar. Estos pequeños esfuerzos han contribuido significativamente al crecimiento del paintball, especialmente aquí en España.

Desde la crisis de 2009, el paintball había estado en declive, ya que es un deporte caro y muchos jugadores, equipos, tiendas y campos desaparecieron. Sin embargo, en los últimos cuatro años, ha habido un resurgimiento. La Liga Española, que solía tener menos de 9 equipos, ahora cuenta con hasta 13 equipos. Es una señal positiva de que el deporte está recuperando su popularidad. Equipos de diferentes partes de España, como Palencia, Barcelona, Málaga y Córdoba, están participando, lo cual es muy importante para el crecimiento del paintball.

¿Existen algunas iniciativas que fomenten el Paintball actualmente?

Sí, hay varias iniciativas. Una destacable es Chiclana Paintball, un proyecto que ya cuenta con más de 30 jugadores. En la última jornada de la Liga Andaluza en Estepona, participaron cinco equipos, algo nunca visto en España. Javi, quien dirige Chiclana Paintball, está haciendo un trabajo increíble. Tiene un campo de paintball pequeño pero está enseñando a jugar a mucha gente, ayudándoles a conseguir material más barato y preparándolos para la competición. Incluso hay niños de 10 años aprendiendo, quienes seguro veremos compitiendo en unos años.

Derwin Pérez sostiene el trofeo de la Liga Española de Paintball.
Derwin Pérez sostiene el trofeo de la Liga Española de Paintball.

Preguntas personales

¿Quién te enseño a jugar? ¿Cuáles fueron tus inicios en Venezuela?

Aprendí viendo a otros jugadores. Jugaba a modo recreativo y sabía disparar y poco más. Cuando comencé a ver las competiciones, los equipos que jugaban, los jugadores, por el año 97, me fije mucho en un jugador que se llama José Luis Albites. Me gustaba mucho como jugaba, como comunicaba, como se movía y lo copie todo de él, porque no había videos, no sabía de donde sacar información. Era un jugador muy completo y con mucho criterio. Me copié todo. Tengo una foto jugando que tengo la marcadora cogida como la cogía él. Copie todas sus cosas. Comencé a mejorar la técnica como yo quería pero al principio aprendí todo de él.

¿Desde niño ya dabas señales de ser un futuro jugador de paintball?

De pequeño yo no sabía nada de pistolitas. Lo único que jugaba con mis amigos era a vaqueros e indios. Llegue tarde al paintball, con 25 años. Mi hijo por ejemplo empezó a jugar a paintball a los 8 años, y ya a esta edad jugo su primer torneo. Ha tenido la pintura en las venas desde muy pequeño.

Yo llegue tarde, he hecho mucho deporte y fuerte para poder mantenerme en el campo de paintball. Una de las cosas más increíbles que me ha pasado ha sido jugar un torneo con mis dos hijos. Los 3 en el mismo equipo en un torneo de 3 contra 3 en Madrid y también lo ganamos. Estar los 3 en la base de salida, escuchar la cuenta a tras de 10 segundos, darme la vuelta, mi hija, darme la vuelta, mi hijo, ha sido espectacular.

Cuando estás en el terreno de juego, ¿qué sientes? ¿qué te motiva?

Es increíble levantarse un domingo por la mañana y salir a disparar bolas de pintura a la gente. La sensación es indescriptible y, aunque suene un poco loco, no hay nada que se compare con la adrenalina que produce el Paintball. Los domingos, especialmente en las finales, termino completamente agotado. En la última jornada, quedábamos solo cinco jugadores porque dos se fueron antes de las finales.

El calor de Madrid y todas las partidas anteriores me tenían agotado. Hablaba con mis compañeros mientras esperábamos para salir al campo, diciéndoles que estaba en reserva, que no podía más. Pero cuando los altavoces daban la señal de salida, una fuerza inesperada me impulsaba a seguir corriendo. Corría por encima de la línea de 50, por los doritos, intentando ganar la partida. Al final, quedamos en segundo lugar, pero el subidón de adrenalina fue impresionante.

Cuando algo te apasiona, siempre encuentras fuerzas adicionales que ni siquiera sabías que tenías. Esas fuerzas te permiten continuar y superar tus límites, demostrando que la pasión por el Paintball puede llevarte mucho más lejos de lo que imaginabas.

¿En algún momento has pensado en dejarlo?

Sí, en varias ocasiones me lo he planteado debido a los costos. Mantenerse en el paintball y competir es costoso. Esta es la principal dificultad que encuentro para seguir jugando, pero mientras pueda seguir corriendo, seguiré jugando.

¿Aparte del Paintball practicas algún otro deporte?

Claro, tengo que hacer mucho ejercicio para mantenerme en forma. Corro de 2 a 3 veces por semana, recorriendo entre 5 y 8 kilómetros, a veces en terreno plano y otras en la montaña. Necesito estar en mejor forma que otros jugadores de paintball porque a mis 55 años, el cansancio se nota mucho más. Me lesiono con más frecuencia, por lo que debo estar más fuerte que un joven de 20 o 25 años. Además, tengo que comer sano, hacer más ejercicio, beber mucha agua e hidratarme bien durante los torneos. Necesito cuidarme más para rendir al máximo en el campo.

Anécdotas y curiosidades

¿Alguna anécdota que recuerdes en especial?

Los viajes de paintball son muy divertidos. Cuando viajamos lejos, como a Portugal, solemos alquilar una furgoneta para 9 personas y vamos todo el equipo junto. Las risas y las conversaciones sobre paintball durante el viaje son memorables. Aunque no tengo una anécdota específica en mente, las vivencias y los momentos compartidos en estos viajes son innumerables y valen cada segundo.

¿Qué es el Stripaintball?

Cuando termina un torneo, suelo animar a la gente a jugar Stripaintball. Jugamos muchos contra muchos y la única regla es salir cuando te duela. Yo suelo ponerme cartones en las piernas porque soy de los últimos que queda en el campo; si me va a doler, que duela, pero yo me quedo hasta el final. No importa el equipo ni quién te golpea. El último juego que hicimos fue en la Liga Andaluza en Sevilla. Hice un directo y, con la máscara llena de pintura, me preguntaba si me había roto por un lado o por otro. ¡Fue bestial! Tenía como 60 moratones de ese domingo.

Muchas gracias, Derwin Pérez, por compartir tu tiempo y experiencia con nosotros en esta entrevista. Esperamos verte competir durante muchos años más y te deseamos el mayor de los éxitos. Desde Everent, queremos agradecerte por tu dedicación y pasión hacia el Paintball. Deseamos sinceramente que este deporte siga creciendo en el ámbito competitivo y recupere la grandeza que tuvo en el pasado. Fue un placer conocerte en la primera jornada de la EXPL (Liga Española de Paintball) y agradecerte por recibirnos tan cálidamente. ¡Eres un verdadero crack, Derwin! Esperamos reencontrarnos pronto en futuros eventos y competiciones.

COMPARTE
Facebook
LinkedIn
{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.singularReviewCountLabel }}
{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.pluralReviewCountLabel }}
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}

Ingresa tu dirección en Google Maps

Ingresa tu dirección en Google Maps

¿Cómo escribir el título de mi actividad? 

Elabora el título respondiendo a dos preguntas:

  • ¿Nombre de la actividad?
  • Particularidad de la actividad
  • ¿Ubicación de la actividad?
¿Cómo escribir el la descripción de mi actividad? 
  • Introducción
  • Instalaciones, equipo material, equipo humano,…
  • Descripción detallada de la actividad paso a paso desde que el cliente llega a vuestras instalaciones hasta que finaliza la actividad.
  • ⁠Llamada a la acción

*El nombre de la empresa no debe figurar en la descripción. Ya tiene su propio espacio en la ficha de producto.

× ¿Cómo puedo ayudarte?