fbpx
Tu buscador de actividades y reservas online

Cuando culmina el verano, la temporada de montaña continúa cuando hace su aparición la nieve. El paisaje se transforma y nos regala la posibilidad de seguir disfrutando de nuestras travesías esta vez con raquetas de nieve. Las rutas con raquetas de nieve en Huesca se ajustan a todos los públicos y todas las edades y son ideales para pasar un día inolvidable en familia.

El Valle de Tena es una zona privilegiada para realizar rutas con raquetas. Las hay de distintos niveles de dificultad, travesías o incluso las ascensiones más espectaculares. Los caminos más comunes que seguimos, según su nivel de dificultad son:

  • El Ibón de Piedrafita
  • Portalet
  • Los Ibones de Brazato
  • Ibones de Anayet
  • Pico Portalet
  • Vértice del Anayet.

Descripción de la actividad

Vamos a relatar cómo se desarrollan dos de estos recorridos. El más sencillo aunque no menos bello, es llegar al Ibón de Piedrafita. Según la cantidad de nieve, podremos comenzar la ruta desde el pueblo de Piedrafita de Jaca. Si la temporada todavía es temprana quizá tengamos que acercarnos hasta el parque de Lacuniacha.

La subida discurre principalmente por el bosque. En una hora y media, aproximadamente, llegaremos a las inmediaciones del Ibón. La Peña Telera se revelará imponente ante nosotros, guardiana del escondido Ibón de Piedrafita.

El ibón se encuentra totalmente helado en invierno. Normalmente podríamos pasear por encima. A pesar de todo, hay que tener precaución, ya que, aunque no tiene apenas profundidad, nos podemos llevar un buen susto.

La bajada la podemos realizar por el mismo sitio. Aunque tenemos innumerables rutas de bajada para no repetir itinerario.

Una de las salidas con raquetas de nieve en Huesca más complejas, es llegar al Vértice de Anayet. Para realizar esta actividad nos adentramos en el barranco de Culibillas.

Ésta es una zona especialmente delicada. Las avalanchas son un peligro constante que siempre está ahí. Por ello es preponderante y mandatoria la ayuda de un guía que nos recomendará las zonas seguras y los sitios por donde será aconsejable moverse.

Los ibones de Anayet, debido a la nieve, apenas los intuimos, sin embargo, el Anayet, un antiguo volcán, se deja reconocer fácilmente. A su izquierda, más amable, el Vértice del Anayet.

La subida al collado de Anayet decidirá si conseguimos llegar a la cumbre o nos damos la vuelta. Es la subida más empinada de la ruta. La nieve podría estar dura. Con esta pendiente las raquetas pueden ser más molestas que útiles.

Si la nieve está en condiciones y llegamos a la cima, las vistas son increíbles. Además de Anayet justo enfrente, observamos el Midi y algunos de los primeros tresmiles del Pirineo.

Tenemos que tener muy en cuenta que la actividad de raquetas entraña peligros. Salir a la montaña en invierno sin la ayuda de un profesional puede ser peligroso.

En definitiva, una actividad que hay que planificar bien. Nosotros te ayudaremos a adecuarla a tu nivel.

Si lo tuyo no es el desplazamiento por tus propios medios pero no quieres perderte parte de este paisaje sublime, puedes tomar una excursión en furgoneta. Viajarás cómodamente, bien acompañado y con guías especialistas, a disfrutar de las mejores vistas del Valle de Tena.

Compártelo con tus amigos
Cosas que debes saber
Ubicación:
Piedrafita de Jaca
Disponibilidad:

Invierno. Cuando comiencen las nevadas.

Duración:

Medio día o día entero.

Min y Max personas:

De 2 a 10 participantes por guía.

Requerimientos:

Tener cumplidos 7 años (los menores habrán de ir acompañados de alguno de sus progenitores o de un tutor legal).

Recomendaciones:

Usar botas de montaña (impermeables con mebrana tipo “Gore-Tex”).
Gorro, guantes y gafas de sol.
Forro polar, pantalones y chaqueta preferentemente impermeable.
Algo de comida, agua, y crema solar.

Certificados:

Seguros RC y de accidentes incluidos.
Incluye material colectivo e individual.

Valoraciones

Deja tu valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×