fbpx
Tu buscador de actividades y reservas online

El placer que produce alquilar moto de agua es indispensable para unas vacaciones completas. Preponderantemente en el mar, pero también en lagunas o ríos, poder pasar el calor del verano tan cerca del agua refrescante, satisface al por mayor desde una embarcación y, tratándose de una moto de agua, los matices que ofrece en cuanto a desplazamiento, niveles de velocidad, destreza, son incalculables. Cada cual puede sacarle el jugo según sus deseos y habilidades.

Este vehículo a propulsión está catalogado como un vehículo ecológico que favorece la oxigenación de las aguas. Para quien la conduce ofrece grandes posibilidades desde la rauda velocidad, las curvas vertiginosas, pruebas acrobáticas a medida que uno se va haciendo más diestro, y también la posibilidad de conducir con calma y apreciar el paisaje de las costas o de la vida subacuática. Un abanico amplio de prestaciones.

Disfrutar de una moto de agua puedes conseguirlo de tres maneras diferentes:

  • Contratando una salida o excursión guiada.
  • Alquilando una moto de agua con o sin licencia.
  • Comprando una moto de agua.

Contratar una excursión en moto de agua

En todos los enclaves costeros encontrarás establecimientos que ofrecen salidas en motos de agua. Muchas de ella van de una ciudad a otra, viendo desde la perspectiva marina los horizontes urbanos a un lado, y el infinito marino al otro.

Existen salidas de horas, o extremas que demandan días completo. En general, en estas salidas, puedes ir en una moto náutica biplaza con un acompañante. El conductor siempre debe ser mayor de 18 años o si tiene entre 16 y 17, debe ser autorizado por sus padres.

Para estas excursiones no necesitas contar con ninguna licencia, siempre habrá monitores locales, expertos guías con experiencia que te explicarán qué debes hacer y te señalarán los lugares y vistas interesantes que no te debes perder.

Los precios de las excursiones varían básicamente según la duración.

  • De quince a veinte minutos: entre 30 y 40 euros.
  • Media hora: entre 50 y 80 euros.
  • Una hora: desde 120 a 150.
  • Dos horas o más: por encima de los 150 euros.

Dónde alquilar moto de agua en España

Alquilar una moto de agua con o sin licencia

No tener licencia de navegación no significa quedarse con las ganas de navegar, ya sea llevar el volante de una moto náutico o el timón de otro tipo de barco. Puedes alquilar una embarcación sin licencia. En estos casos serás acompañado y supervisado por personal autorizado pero podrás llevar el volante, siempre y cuando seas mayor de 18 y también, si has escogido una moto biplaza o triplaza, podrás llevar un acompañante.

El alquiler se contrata por horas. Los periodos van desde quince o veinte minutos hasta día completo.

Los precios en todas las costas de España arrancan desde los 30 euros para salidas de quince a veinte minutos. Alrededor de 60 hasta 80 euros para salidas de media hora. Más de 100 euros para salidas de una hora. Medio día 350 a 450 euros y día completo, en torno a los 800 euros.

Estos precios varían en parte por la zona y la demanda, pero mayormente por la moto de agua que alquiles. Alquilar moto de agua de mayor potencia se suele cobrar más caro.

Si alquilas una moto de agua con licencia y te vas por libre, deberás dejar una fianza de depósito que se devuelve cuando regresas el vehículo. Esta fianza según las políticas de cada centro puede ser de 500 o 1000 euros.

Para alquilar una moto de agua y prescindir de guías, supervisores, monitores, y utilizarla a tu aire, necesitas conseguir la licencia.

Si ya cuentas con una licencia náutica puedes alquilar una moto de agua y utilizarla según el tiempo contratado y respetando las medidas de seguridad. Distancia a zonas de bañistas, distancia entre embarcaciones.

Existen varias licencias de navegación diferentes dependiendo de la capacidad y dimensiones de las embarcaciones que estés habilitado a manejar.

  • Patrón de moto náutica C: Este carnet se consigue mediante un examen teórico y práctico que se convoca por las Federaciones de Motonáutica y permite manejar motos de hasta 55 CV. Para examinarse hay que tener 18 años cumplidos o ser mayor de 16 y contar con la autorización paterna.
  • Patrón de moto náutica B: La edad para poder obtener este permiso que te habilita para conducir motos de agua de hasta 110 CV es la misma que para el patrón de moto náutica C. También hay una prueba teórica y una práctica, pero en este caso convocada las CC.AA o por la Dirección General de Marina Mercante.
  • Patrón de moto náutica A: Con los mismos requisitos que el patrón de moto náutica B, pero en este caso permite conducir motos de cualquier cilindrada.
  • Licencias náuticas superiores. Si estás en posesión de una titulación superior a la exigida para la moto como la licencia de Patrón de Navegación Básica (PNB), una titulación que sirve para gobernar embarcaciones de recreo de hasta siete metros y medio de eslora, si son de motor, y hasta ocho metros de eslora, si son de vela.

    Para conseguir el título de Patrón de Navegación Básica, además de superar los exámenes correspondientes, hay que superar un reconocimiento médico y realizar unas prácticas reglamentarias de radiocomunicaciones.

    Comprar una moto de agua

    Si la moto de agua te ha atrapado y sientes una pasión irrefrenable por salir a navegar a cualquier hora y cualquier día, hay varios canales dónde conseguir una moto de agua. Puedes comprar una moto de agua cero kilómetro en una casa de artículos náuticos, o bien, encontrar en buen estado, de segunda mano. A menudo los ejemplares de segunda mano cuestan la mitad de precio que un modelo nuevo y te vendrán casi con seguridad con algo más de material o accesorios que quien la vende ya no va a necesitar.

    Para conducir la moto de agua como propietario se te exigirá la titulación así que sí o sí deberás hacer el curso necesario y sacar tu carnet en función de la potencia de la moto que adquieras.

    Para las motos náuticas de potencias más bajas, hasta 55 cv, bastará la licencia de nivel C de titulación. Las motos náuticas más potentes, por encima de los 110 cv o más, requieren el título A.

    Otras cuestiones importantes a la hora de comprar una moto náutica son las siguientes:

    • La moto náutica debe estar matriculada en Capitanía Marítima.
    • Tendrás que suscribir un seguro de responsabilidad civil ante los posibles daños que puedas causar a bordo de tu vehículo. La ausencia de cualquiera de estos documentos puede acarrearte una multa de hasta 20000 euros.
    • La documentación correspondiente a estos dos apartados siempre deberá ir a bordo del vehículo por si alguna autoridad la requiriese.
    • Deberás incorporar otros elementos al equipo como el chaleco salvavidas que es siempre obligatorio y otros, que sin ser obligatorios, son recomendables, tales como el casco o la muñequera o brazalete llamada “hombre al agua”.

    Moto de agua

    Pasemos a los costes de adquirir tu propia moto de agua:

    Una moto nueva, recién salida de fábrica, tiene un precio desde 6000 euros para las de gama más baja hasta 12000 e incluso 20000 las de gama alta y mayor potencia. Según los expertos, en cuanto a motos de agua se trata, el dicho “lo barato sale caro” se aplica rotundamente. Son frecuentes los casos de motos náuticas más económicas que en un tiempo breve empiezan a dar problemas, incluso dejarte varado en medio del mar.

    Las reparaciones suelen ser bastantes costosas. El mantenimiento acarrea también un coste considerable y es algo que no se debe posponer. Por todo esto es aconsejable apuntar un poco más alto, hacer una inversión mayor, y ahorrarse problemas y, a la larga, dinero.

    De segunda mano puedes conseguir motos de agua desde 3000 euros a 8000.

    Recuerda que, además de comprar la moto debes hacer el curso y sacar la licencia. Los cursos también cuestan, así que deberás sumarlo en tu inversión, de lo contrario tendrías la moto pero no podrías usarla.

    Para poder usar las motos de agua sin limitaciones, si es que son potentes, te convendrá sacarte el carnet o podrías tener severos problemas. Estos cursos cuestan desde 200 euros a 700 si sacas el PER de Patrón de Embarcaciones de Recreo.

    Otro detalle importante a tener en cuenta es que debemos contar con los medios de transportarla de un lugar a otro. Necesitaremos un mecanismo de remolque.

    Los remolques pueden costar desde 300 € hasta 1000 €, dependiendo la calidad. En el mercado de segunda mano aparecen algunos de 800 euros en buen estado.

    También debes tener en cuenta que al transportar la moto de agua necesitarás tener una bola en el coche, luces, homologación, etc.

    Accesorios del equipo

    El chaleco salvavidas es obligatorio y suele costar alrededor de 50 euros.

    En cuanto a tu ropa, si consideras contar con un buen traje de neopreno, cuesta unos 150 euros.

    Cuando empieces a navegar a altas velocidades y durante bastante tiempo, tus ojos te suplicarán ayuda. En estos casos las gafas son indispensables. Unas buenas gafas deportivas para una moto de agua están en 70 euros.

    Si vas a guardar la moto de agua a la intemperie deberías cubrirla con una funda protectora que cuesta 200 a 250 euros.

    Si vas a dejarla a flote, en algún muelle, deberás tener un ancla cuyo precio es de cerca de 100 euros. Y si deseas tener tu propia plataforma, un pantalan flotante, piensa en desembolsar alrededor de 1200 euros.

    Los últimos ítems no son estrictamente necesarios, pero es bueno conocer todos los detalles para que puedas evaluar y tomar las decisiones correctas antes de invertir. Tomes la decisión que tomes en cuanto a cómo ser el adalid del volante en una moto de agua, no dejes de vivir tu sueño, en Everent somos especialistas en ayudarte a cumplirlos y tenemos decenas de opciones para que te animes a alquilar o comprar tu moto náutica.

Compártelo con tus amigos
×