fbpx
Tu buscador de actividades y reservas online

Bubble football: el deporte que llegó para que todos seamos “estrella”

El fútbol es el deporte más popular del mundo y es en el que, en mayor o menor medida, a todos nos hubiera gustado brillar alguna vez. No todos nacemos y desarrollamos la habilidad de manejar con destreza la pelota en nuestras pies, aunque ¿quién no lo ha intentando al menos una vez, antes de rendirse? Ahora ha llegado la oportunidad que todos esperábamos, jugar bubble football nos permitirá enfrentarnos, de igual a igual, a cualquier contrincante, así sea un profesional del fútbol tradicional.

El bubble football, en castellano, fútbol burbuja, mencionado también como bubble soccer, es una actividad deportiva nacida en Noruega. En los países nórdicos incluso se realizan competiciones federadas. Como deporte sigue las mismas reglas de juego que el fútbol que todos conocemos pero su gran particularidad es, como su nombre lo indica, una burbuja. Para jugar bubble football meteremos nuestro cuerpo desde la cabeza hasta las rodillas en una burbuja enorme e inflable.

Todos los jugadores estaremos entonces persiguiendo el balón desde este cuerpo nuevo de plástico que nos rodea. Todos, por igual, veremos que ya no somos ni más ni menos diestros al momento de gambetear o darle ángulo a un buen tiro. La enorme burbuja controlará en parte nuestros impulsos y nosotros tendremos que aprender, entre risas, a manejarnos de la mejor manera dentro de ella.

Disfrutar momento colectivo, cada uno desde su propia burbuja

La burbuja es transparente lo que permite ver muy bien el entorno, el campo de juego, y a los demás participantes de la contienda. Además tiene una ventilación cerca de la cara para no entorpecer la respiración. Desde dentro nos sujetamos con unas agarraderas con forma de mochila, de esta manera conseguimos una buena sujeción y seguridad para que solo nos preocupemos de pasarlo bien.

Es un deporte que exige cierto desgaste físico ya que, al igual que durante un partido de fútbol, deberemos mantenernos activos y correr en el campo de juego durante una hora que es el tiempo que normalmente duran los partidos.

Durante este tiempo, además de poner la energía necesaria para anotar y ganar el juego, nos veremos más de una vez desbordados por situaciones inesperadas. No faltará el momento en que un choque o un empujón, nos derribe por completo y, no acostumbrados a esta nueva estructura que ha poseído nuestro cuerpo, nos revolcaremos de la risa hasta lograr ponernos otra vez de pie. No siempre se logra en un primer intento, la burbuja manda y hay que aprender a entenderse con ella.

Para jugar bubble football se utiliza el mismo balón que para el fútbol clásico, sólo tienes que usar ropa cómoda y entrar a la cancha con ánimo de pasarla bien. Verás que por más que siempre hayas sido un crack del fútbol, ahora te enfrentarás a un equipo contrincante de cracks como tú. Seguramente cuando estés midiendo la distancia para chutar te sorprenderá que otra burbuja se interponga en tu camino, te derribe o te haga rodar por el suelo. Podría ser tu hijo, tu suegra o ese vecino del que tanto te ríes porque siempre tropieza.

En el fútbol burbuja no existen las faltas, el objetivo es divertirte con tu equipo y no centrarse solo en marcar un gol en la portería. Por los choques o caídas no te preocupes, la burbuja también se encarga de protegerte y amortiguar los golpes.

Si tú no vas al bubble football, el bubble football irá hacia ti

Este deporte puede practicarse en centros especializados que ya cuentan con un campo de juego apropiado y donde puedes rentar todo el equipamiento y también aprovechar el evento para celebrar algún acontecimiento como cumpleaños, aniversarios, despedidas, reencuentros, o simplemente una jornada especial entre amigos o familiares. Pero también es posible solicitar que te lleven bubble football a tu casa o al lugar que elijas. Este lugar debe cumplir ciertos requisitos, pero las variables son bastante versátiles.

Puedes organizar con total libertad el partido de bubble football en tu domicilio. Para que lo llevemos hasta tu casa o al sitio que elijas, es necesario contratar un mínimo de 2 horas. El espacio donde quieras jugar debe ser un campo de césped natural o artificial, o parquet, pero no superficie de roca. Hay que contar con un margen extra de tiempo de al menos 45 minutos antes y después del partido, para prepararlo todo y luego desmontarlo. Y el sitio en cuestión tiene que estar ubicado en algún lugar geográfico accesible en vehículo.

Sin embargo el deseo de tener el campo de juego allí, y una multitud de burbujas corriendo detrás del balón o intentando ponerse de pie torpemente y entre risas, es un deseo hecho realidad. El bubble football es para todas las edades. No dudes en imaginarte tu fiesta, ya sea un cumpleaños infantil, una despedida, un encuentro empresarial, en el lugar que quieras, y desplegar en ella el show de un partido de bubble football a domicilio. Nosotros cumpliremos esta misión, la tuya y la de tu grupo de amigos será participar, jugar, y divertirse con ganas.

Compártelo con tus amigos
×