fbpx
Tu buscador de actividades y reservas online

Donde hacer paracaidismo en España

Si sueñas con saltar en paracaídas, una experiencia que seguramente marcará tu vida para siempre, hay cosas que debes saber antes de lanzarte a ello.

– Lo primero que debes asumir es que saltar en paracaídas no es peligroso si se practica siguiendo la normativa de seguridad de la federación aérea. Por eso lo primordial es elegir una escuela certificada y de confianza.

– Para la primera vez se recomienda un salto tándem, saltarás con un instructor, unido a él por un sistema de doble arnés. Se trata de un equipo biplaza, diseñado para dos personas. El aprendiz, o sea tú, llevarás un arnés puesto que va enganchado y sujeto al instructor que lleva los dos paracaídas.

– En el vuelo tándem siempre se lleva un doble paracaídas, uno principal y otro de emergencia. El equipo viene además provisto de un dispositivo de seguridad, una computadora llamada Cypress que, en caso de que al instructor le pase algo, abre automáticamente el paracaídas a una altura determinada.

– Todo pasa en un lapso de 45 minutos aproximadamente. Se sube al avión y se asciende hasta alcanzar los 3000 a 4000 metros, la altura del salto. Al momento de saltar, la caída libre es de 35 a 40 segundos, alcanzando una velocidad de 250 km por hora. A los 1.500 metros el instructor abre el paracaídas y se suceden unos 10 minutos más de agradable vuelo hasta el aterrizaje.

– Antes de arrancar el instructor te explicará sencillamente los pasos a seguir. Sólo tienes que escuchar atentamente y no preocuparte por nada, él será el encargado de realizar todos los procedimientos y maniobras necesarias, así que ¡relájate y disfruta de la experiencia!

– No necesitas ningún tipo de curso previo ni experiencia para realizar este salto.

– Usa ropa adecuada, cómoda y que te permita mover con facilidad los brazos y las piernas. Se recomienda también calzado deportivo y en invierno prendas de abrigo como guantes o cuello polar.

– Contrata el servicio de video y fotos. Es una gran experiencia que seguramente disfrutarás de recordar, revivir a través de la imagen, y compartir con tus seres queridos. Toma en cuenta que no está permitido subir con cámara.

– Si usas gafas o lentes de contacto no será ningún problema. Las mascarillas son suficientemente grandes y cómodas para que puedas llevar tus lentes normales debajo.

Además de estas cosas que debes saber antes de saltar en paracaídas, existen algunos requisitos y restricciones que tendrás que cumplir:

  • No haber bebido alcohol o haber practicado buceo 24 horas antes del salto.
  • Pesar más de 30 kg y menos de 100 kg.
  • No sufrir enfermedades del corazón.
  • Si eres menor de 16 años deberás ir acompañado de tus padres o tutor para que firmen una autorización en el momento.
  • Es recomendable reservar la actividad con antelación y considerar que en algunos centros si se junta un grupo de interesados las tarifas son preferenciales.
  • Averigua el pronóstico meteorológico, la lluvia o vientos fuertes podrían cancelar tu salto. Si esto sucede, la compañía deberá posponer tu salto sin ningún costo. Verifica al respecto las políticas de cada compañía ya que pueden variar.
  • Llega con tiempo. La actividad, desde el registro hasta el final del salto puede tomar entre 3 y 4 horas.
  • Come bien y de manera normal. Con el salto se libera mucha energía, lo que te dejará agotado después del aterrizaje. Debes ir bien alimentado e hidratado.Luego del salto te sentirás revitalizado y feliz por la liberación de endorfinas que esta emoción provoca.

Para terminar y que te atrevas a dar el paso a este vuelo fantástico, insistiremos en derribar entonces los siguientes mitos:

Saltar en paracaídas es peligroso: saltar en paracaídas se considera una actividad deportiva extrema, pero está estadísticamente comprobado que es menos peligroso que el snowboard, el esquí, o la escalada.

Te puede faltar el oxígeno: la velocidad y la altura no son una limitante para respirar con normalidad, así que no necesitarás tanques de oxígeno ni nada parecido. Es más el nerviosismo y el ritmo cardíaco acelerado lo que puede dar una sensación de “quedarse sin aire”.

Si tienes vértigo no puedes saltar en paracaídas: en realidad esto no debería afectar para nada. El vértigo sólo se presenta cuando hay contacto con el suelo. Es por ello que asomarse de la ventanilla del avión no provoca la misma sensación que mirar al suelo desde un rascacielos.

Al saltar en paracaídas sentirás que te caes al vacío: la sensación es muy diferente ya que cuando saltes, un cojín de aire, creado por la velocidad de la avioneta, sostiene tu cuerpo conforme aceleras. Por eso la sensación no es de caída libre sino que se compara más con flotar o volar. Al ver el cielo azul, no hay otro objeto con el que relaciones la caída.

Cuando el paracaídas se abre, asciendes: seguramente hemos visto muchos videos en los que parece justo así, esto es en verdad una ilusión óptica que ocurre si hay otra persona grabando el video. Cuando el paracaídas se abre sigues cayendo, sólo que la velocidad se reduce considerablemente.

Ahora ya tienes en claro cuán factible y confiable es cumplir con tu deseo de saltar en paracaídas. No te pierdas esta sensación de volar libremente como un pájaro. Cumple tu deseo, te acompañaremos hasta el lugar indicado para que tu vuelo en paracaídas sea la aventura perfecta. Hacer realidad tu sueño, cumplir tu objetivo, está al alcance de tus alas.

Compártelo con tus amigos
×