fbpx
Tu buscador de actividades y reservas online

Conducir un velero, cumplir el sueño de navegar llevando el timón, es una actividad que cualquiera puede emprender. Hay una amplia variedad de cursos de vela para todos los fines, ya sea para salir esporádicamente en embarcaciones pequeñas como para convertirte un certificado capitán de cruceros.

Para aprender a navegar y obtener una titulación, no se requieren máximas destrezas, ni empezar desde pequeños como en otros deportes. Hay mil maneras de iniciarse en el oficio, dependiendo de si quieres tomar cursos de vela para convertirte en un profesional, o sólo deseas aprender lo necesario para salir de vez en cuando.

Requisitos fundamentales para aprender a navegar

El único requisito indispensable para ingresar en un curso de vela es saber nadar. Aunque sea sin estilo pero lograr mantenernos y desplazarnos a flote en el agua. De todas maneras cada vez que nos hagamos a la mar, deberemos, por reglamento, llevar chaleco salvavidas. A veces la escuela lo provee y a veces tenemos que llevar nuestro propio chaleco, algo a tener en cuenta para preguntar al momento de la inscripción.

Otro de los requisitos para obtener las licencias habilitantes es ser mayor de 18 años y pasar un examen médico. Sin embargo, empezar a formarse como navegante, desde la infancia, es también posible aunque sin obtener, hasta la mayoría de edad, ninguna licencia.

¿Dónde se imparten los cursos de vela?

Las escuelas y marinas donde se imparten cursos de vela se distribuyen a lo largo de todas las costas de la península ibérica. Sólo se trata de elegir el sitio que nos resulte más cómodo o más bonito para asistir al curso mientras disfrutamos de unos días de playa.

Los precios también son variados y dependen de si todos lo materiales y accesorios están o no incluidos, del tipo de embarcación, y del nivel y grado que obtendremos tras realizar el curso. Existen clubes, donde siendo socios tendremos beneficios al momento del pago. Hay marinas que incluyen dentro de sus instalaciones salas de audiovisuales y equipo de comunicación por radio, asignatura que podremos aprender a manejar y será utilizada en nuestro beneficio y el de nuestra tripulación durante las clases y la navegación.

Durante los cursos de vela en sedes náuticas la mayor parte del aprendizaje será a bordo. Previamente hay una serie de conocimientos que aprenderemos en tierra: el idioma de los barcos, el léxico adecuado para conocer cada parte de la nave, sus accesorios y mecanismos, cómo accionar cada uno de ellos. Reconocer y entender los vientos tradicionales, establecer previsiones del clima y el mar y sus maleables mares.

El objetivo principal de todo curso de vela es lograr avanzar de un punto a otro orientando la embarcación de acuerdo con la dirección e intensidad del viento. Adquirir total autonomía y al mismo tiempo disfrutar de todo lo que ofrece encontrarnos en medio de la inmensidad del mar, ya sea acompañado o en soledad, en un ambiente único.

¿Qué cursos de vela existen y para qué habilitan?

Licencia de Navegación

Obtener una Licencia de Navegación es el curso más rápido y sencillo para empezar y poder tener en poco tiempo y sin mucho esfuerzo la posibilidad de navegar libremente. El curso para la Licencia de Navegación consta de dos horas de formación teórica y cuatro horas de práctica. Todo esto debe realizarse en una escuela homologada.

Para sacar la Licencia debes ser mayor de 18 años o de 16 con autorización de tus padres. También se debe pasar por un reconocimiento psicofísco en un centro de reconocimiento.

La Licencia de Navegación te permitirá navegar en embarcaciones de recreo de hasta seis metros de eslora con la potencia de motor adecuada a la misma. No podrás alejarte más de dos millas del puerto, marina o lugar de abrigo y en navegación diurna. También te facultará para el gobierno de motos náuticas de hasta 55cv.

Patrón de Navegación Básica (PNB)

Si lo que buscas es una titulación profesional existen dos opciones fundamentales y básicas y luego, formación más específica de acuerdo a tus intereses.

Las primera opción que debes superar es obtener el título de PNB, Patrón de Navegación Básica. Para lograrlo tienes que aprobar un examen teórico, tipo test, de veintisiete preguntas. Los contenidos se te brindarán durante la formación teórica.

Debes realizar ocho horas de práctica de navegación en una escuela homologada, y hacer también un curso práctico de cuatro horas sobre radiocomunicaciones en un simulador en una escuela homologada.

Para obtener el PNB se requiere ser mayor de 18 años o 16 años con consentimiento paterno y pasar exitosamente por un reconocimiento psicofísico en un centro de reconocimiento.

Con la titulación de Patrón de Navegación Básica podrás estarás acreditado para navegar en embarcaciones de recreo de hasta ocho metros de eslora, sin alejarte más de cinco millas de un puerto, marina o lugar de abrigo. Este título te faculta además, para el uso de motos náuticas de máxima potencia.

Patrón de Embarcaciones de Recreo (PER)

Para licenciarte como Patrón de Embarcaciones de Recreo debes primero obtener el título anterior PNB. Con esta primer titulación y una formación teórica más intensa y específica, debes aprobar un examen de dieciocho preguntas referidas al temario.

En caso de no haber obtenido el PNB también puedes acceder al PER si apruebas un examen más extenso, cuarenta y cinco pregunta, y que incluirá los contenidos de ambas formaciones.

Deberás demostrar tus conocimientos y habilidades en la navegación concreta durante dieciséis horas de práctica y realizar un curso teórico-práctico de radio operador de corto alcance de doce horas de duración en una escuela homologada.

Es requisito para el PER ser mayor de 18 años y pasar un reconocimiento psicofísico en un centro de reconocimiento.

Una vez obtenido el PER te permitirá navegar embarcaciones de hasta quince metros de eslora entre la costa y una línea paralela a la misma a doce millas náuticas y la navegación entre islas dentro del archipiélago balear y canario. Además estarás habilitado para el uso de motos náuticas de máxima potencia. Y tendrás permitido navegar de día y de noche.

Existen otros cursos de vela a los que puedes acceder y que además de habilitarte para llevar el timón de un velero te permiten navegar otro tipo de embarcaciones.

Patrón de yate

Ser Patrón de yate te habilita para conducir embarcaciones de hasta veinticuatro metros de eslora y moto de agua. Con este título podrás alejarte hasta ciento cincuenta millas de la costa en navegación diurna o nocturna.

Para ser Patro de yate debes haber obtenido antes el PER, licencia de Patrón de Embarcaciones de Recreo.

Tenes que superar un test teórico de cuarenta preguntas y realizar cuarenta y ochos horas de prácticas en una escuela homologada.

Además será requisito indispensable hacer un curso teórico-práctico de radio operador de corto alcance de doce horas de duración en una escuela homologada. Si ya lo has hecho durante el PER, no necesitas repetirlo.

Como en todos los cursos anteriores debes ser mayor de 18 años y pasar por el reconocimiento psicofísco en un centro de reconocimiento.

Capitán de yate

Este es un curso que te habilitará para navegar embarcaciones de recreo de hasta 3000 Gt y cualquier moto de agua sin límites de distancia de la costa. Navegación diurna y nocturna.

El curso consta de cuatro horas de formación teórica y ocho horas de práctica concreta. Todo en una escuela homologada.

Para ser Capitán de yate, además de todo lo estudiado y descrito anteriormente, se ampliará la información en cuanto a elementos de radiocomunicación y localización: INMARSAR, SART, AIS, EPIRB.

Si certificas este curso, será válido para todas las titulaciones donde se exige el curso de Operador de Corto Alcance.

Enlazado a los cursos de vela y de navegación, aparecen los cursos de Operador de Radio.

Los cursos de Radiocomunicaciones y de operador de corto alcance son enseñanzas teórico-prácticas para que el alumno adquiera los conocimientos imprescindible para el uso de los equipos de radio y demás componentes.

El alumno tomará dominio en el uso de la VHF tanto analógica cómo la digital, y aprenderá a realizar llamadas de socorro, urgencia y seguridad, así cómo a establecer comunicaciones de enlaces con otras VHF’s.

Tipos de embarcaciones, progreso del aprendizaje y recomendaciones generales

Los modelos y categorías de veleros donde se llevan a cabo las horas de práctica según la edad y el nivel y de si se hará en solitario o acompañado son muy variados: optimist, laser, raqueros, omegas, vaurien, crucero. Normalmente, sobre todo en el caso de los niños, se comienza la práctica en veleros pequeños y sencillos, siempre cerca de puerto, la duración de la salida y la distancia a la costa se incrementan paulatinamente según el progreso que demuestre el navegante.

Los niños pueden comenzar cursos de vela desde los 6 años. Para los adultos no hay límites de edad. El tiempo que exigirá aprender es subjetivo. En promedio, los niños, consiguen maniobrar su nave de manera autónoma e independiente tras alrededor de 30 horas de clases, un adulto motivado y con un insoslayable espíritu aventurero, podrá maniobrar diestramente la nave en menos de diez horas de curso. Sin embargo el mar es evidentemente otro mundo y allí siempre se estará aprendiendo a medida que se experimenta.

Para las clases y prácticas es conveniente llevar una vestimenta adecuada, calzado que se pueda mojar y que agarre el pie totalmente. Traje de baño tipo short, que cubra el muslo para que nos resulte cómodo tanto a la hora de movernos como a la de permanecer sentados. Camiseta que puedan mojarse tipo surfer de lycra. El gorro y la pantalla solar también son preponderantes. Permaneceremos unas cuantas horas expuestos a la intemperie y con el reflejo de los rayos en el agua irradiando sobre nuestra piel. No olvidar contar con una bolsa con ropa seca para poder cambiarnos al terminar la práctica.

Verificar siempre que el centro, escuela o club, sea una institución certificada, dirigida y coordinada por instructores profesionales.

Cursos de vela a bordo

Si lo que quieres es hacerte a la mar llevando el cabo mayor o el timón pero no te interesa una titulación oficial, puedes elegir formarte como integrante de la tripulación de un velero. Allí, codo a codo con el capitán, aprenderás todo lo que hace falta para convertirte, en poco tiempo, en un marinero avezado. Además, compartirás una experiencia formidable. Más adelante con estas habilidades adquiridas durante la navegación práctica, puedes apuntarte a sacar las licencias acreditativas.

Curso intensivo de vela crucero

Este es uno de los cursos que se efectúa íntegramente a bordo. Con este curso obtendrás un acercamiento real al mundo de la navegación a vela en un crucero de doce metros de eslora.

Consta de una formación teórica preliminar durante la que se introducirá al alumno en el entendimiento del velero y del entorno marino. Aprenderás acerca del comportamiento del mar, viento y corrientes marinas. El alumno participará activamente de las maniobras y gobierno del velero, así como del aprendizaje de la navegación electrónica y de las comunicaciones a bordo.

Al mismo tiempo se brindará al aprendiz todo el conocimiento de las normas básicas de seguridad y peligros en la navegación de crucero a vela. Se harán en conjunto las maniobras de izado y arriado de velas, maniobras con cabos y maniobras de viradas, trasluchadas, y de recogida de hombre al agua.

Se practicará navegar en los distintos rumbos o mantener rumbo a un punto fijo, en el trimaje básico del aparejo y afianzado de las velas en la navegación nocturna.

Este curso tiene una duración de tres días embarcado y se adapta al nivel y avance de cada alumno.

Navegación en alta mar

Si te interesa perfeccionarte para las travesías de alta mar, puedes profundizar aún más en un curso de navegación de altura.

En navegación de altura, además de todo lo anterior, se tratarán temas tales como preparar un barco para la navegación de altura, estiba y avituallamiento. Aspectos de seguridad en la navegación en alta mar, planificación de derrota, meteorología, maniobras con spinaker y genaker. Aprendizaje y uso de navegación electrónica, radar, AIS y demás recursos de radio y localización.

No te quedes con el deseo de estar allí, recuerda las palabras de Pompeyo arengando a sus marinos, “navegar es necesario, vivir no lo es”. ¡Arremete contra viento y marea! Aprende a navegar, tenemos todas las alternativas para guiarte viento en popa a los sitios correctos y que el sueño de ser tú, el capitán de aquel velero en el horizonte, se haga realidad.

Compártelo con tus amigos
×