fbpx
Tu buscador de actividades y reservas online

Conducir una moto de agua es una de las actividades que seguramente no prescindirás de hacer en tus vacaciones en el mar. Ya se que tengas tu propia moto, con lo que seguramente irás ganando experiencia, o que alquiles una, o te sumes a una excursión organizada, debes tener en cuenta algunos detalles y consejos.

El estado del tiempo

Antes que nada, antes de programar un paseo en moto de agua, es aconsejable mirar el pronóstico del tiempo. La salida será perfecta si hay buen tiempo y no hay exagerada turbulencia en el oleaje. Además, la salida debe hacerse con buena visibilidad y luz diurna.

¿Qué modelo de moto utilizar?

Una vez corroborados los datos del tiempo y previsiones, debes revisar el vehículo en el que saldrás. Si eres principiante se recomienda salir en una moto triplaza ya que son mucho más estables que las monoplazas. Esto te transmitirá confianza a medida que vas progresando en el dominio del volante y las maniobras.

Si has pensado en comprar tu propia moto, la monoplaza es más versátil, más ágil, más deportiva, pero no te permitirá compartir la aventura de navegar con nadie ya que está prohibido llevar más pasajeros que los permitidos según la capacidad establecida para cada moto.

Antes de salir…

Antes de salir mira que el equipo esté en condiciones, que no presenta ningún deterioro. Verifica el nivel del aceite, el estado de la batería, que los tapones de la sentina se encuentran cerrados y que el tanque de gasolina esté lleno para que te brinde toda la autonomía posible.

Es obligatorio llevar chaleco salvavidas. Estos chalecos son homologados y traen un silbato incorporado. También te recomendamos que utilices uno de los complementos conocidos como “hombre al agua”, ya sea una muñequera o un brazalete. Este accesorio une al piloto con la moto de agua y desconecta el motor en caso de que caiga al agua.

A bordo de la moto de agua…

Con todo el equipo a punto te subirás a la moto. Tómate tu tiempo para identificar y familiarizarte con los diferentes mandos, luego comienza a acelerar. Empieza de a poco, cogiendo confianza. Recuerda que la moto náutica no tiene frenos; para frenar, sólo debes soltar el acelerador.

Navega sentado y cómodo. Si el oleaje se intensifica, es mejor pararse con las rodillas ligeramente flexionadas para atenuar el choque de la moto con la ola. Es esencial que no tengas miedo y ganes experiencia minuto a minuto.

Moto de agua

Distancias de seguridad de la moto de agua y otras normas

En el mar deberás mantener las distancias de seguridad. Muy importante observar este detalle en verano cuando las playas y las costas están más concurridas. Debes conducir a más de doscientos metros de la playa donde están los bañistas.

Tanto en una moto acuática de tu propiedad como en una alquilada, no podrás navegar cerca de los circuitos que utilizan las empresas de alquiler ni tomar parte en las excursiones que organizan. Por el contrario, si participaras en sus actividades, tendrías que limitarte a pilotar por los circuitos habilitados sin salirte de la zona señalizada por las balizas y respetando el radio de giro.

Si vas a realizar una excursión guiada, no necesitarás ninguna documentación. Sin embargo, para disfrutar de una ruta por libre, siempre hay que llevar la titulación necesaria para conducir la moto y el seguro.

La reglamentación en cuanto a cantidad de personas a bordo de la moto, distancias establecidas, licencias en caso de ser necesarias, es muy controlada y las multas por infracciones a tal normativa son altísimas, van hasta los seis mil euros.

También existen penas y multas por fondear en un canal de acceso a un muelle, dificultar la maniobra de atraque de un buque mercante o remolcar algo.

Otros detalles de la reglamentación de uso de motos de agua que se verifican en caso de ser pasible de una inspección es que el material de seguridad, como las bengalas, no esté caducado, que sea visible la identificación de la moto de agua en el exterior de la misma.

Lo esencial: ¡disfrutar!

Más allá de todos estos detalles y consejos, la moto de agua es una de las protagonistas principales entre las actividades del verano en la playa. No puede faltar. Las medidas de seguridad se incorporan casi de manera automática. Anímate a alquilar tu moto de agua, no importa en qué playa de España te encuentres. Tenemos todas y las mejores propuestas para ti en todo el territorio. Lo fundamental es que te manejes siguiendo las pautas que te hemos contado. Paso a paso y asegurando tu confianza y bienestar. Una vez le tomes la mano y el gusto, tú y la moto de agua serán inseparables.

Compártelo con tus amigos
×