fbpx
Tu buscador de actividades y reservas online

Si te consideras una persona a la que le gusta vivir al límite, hacer puenting en España, te demostrará de lo que realmente eres capaz. Un salto de puenting provoca sensaciones que sólo si las vives por ti mismo podrás explicar y entender.

El puenting es una actividad que se realiza utilizando cuerdas dinámicas. La caída representa un péndulo ya que las cuerdas están ancladas por debajo del armazón y al otro lado del puente. Normalmente puedes escoger entre saltar de pie, de espaldas, agarrado al arnés integral, de cabeza, de frente o agarrado al arnés de tobillo.

Antes de saltar uno siente un cosquilleo. Probablemente, por instinto de conservación, el cuerpo se resista a dar el paso al vacío, pero cierras los ojos, respiras hondo y lo das. El corazón se para, tu cuerpo se estremece y la adrenalina sube disparada en apenas un segundo. Los segundos siguientes transcurren como minutos. La caída parece de nunca acabar, sin embargo, de pronto, ya está. Subes, bajas, colgado con ese hormigueo que recorre todo tu cuerpo.

A pesar de lo que implica atreverse a saltar al vacío, de lo temerario que pueda parecer, los sistemas de seguridad están previstos para que regreses sano y salvo a tierra firme.

Se salta con con dos cuerdas, dos mosquetones, dos sistemas independientes de frenado y dos arneses.

Lanzarse en puenting en España, puede hacerse en muchos sitios. A continuación te damos una lista de opciones en todas las latitudes del país.

Puenting en Monistrol de Monserrsat

En Monistrol de Monserrat comarca catalana del Bagés, harás puenting a los pies de la imponente montaña de Monserrat. Monserrat es la montaña más importante y significativa de Cataluña. Se alza bruscamente al oeste del río Llobregat hasta los 1.236 metros de altura.

Saltar aquí es impresionante. Puedes hacer salto individual o tándem si quizás coincides con alguien que ame las emociones fuertes como tú. El salto tándem es un salto pendular, una sensación que deberán probar y compartir en pareja, al menos una vez en la vida.

Una vez en la localización del puente, un técnico experto indica todos los pasos y movimientos que se deben hacer antes y durante el salto. Los consejos del experto, sencillos y claros propiciarán que uno se relaje un poco. Luego se trata de abrocharse bien, cerrar los ojos, respirar hondo y saltar.

Barcelona preparada para el puenting

En Barcelona, todo está previsto para que nada le falte a tu aventura, incluso, experimentar aquí tu posibilidad de hacer puenting en España. La experiencia que te proponemos consiste en saltar desde una grúa desde setenta metros de altura.

Setenta metros es una altura récord en el puenting. Aquí sí que podrás probar de verdad tus agallas si es que las tienes. La emoción de la caída libre está garantizada. El salto se realizará con una cuerda elástica que te permitirá caer acelerando, luego la caída se amortiguará gracias a la cuerda, provocando rebotes que generarán fuertes e intensas emociones de libertad.

No necesitas nada especial, únicamente la voluntad, el valor y la decisión para soltarte desde lo más alto de la grúa para saltar al vacío.

Cerca de Madrid, puenting en Buitrago

Si quieres practicar puenting en España, cerca de la capital, puedes conseguir liberar al máximo tu adrenalina desde el Puente de Buitrago. Se trata de un salto de veinte a treinta metros de altura.

Buitrago del Lozoya es un municipio y localidad española del norte de la Comunidad de Madrid, situada a los pies de la sierra de Guadarrama. El río Lozoya circunda la localidad y la ciudad se destaca por la conservación de su antiguo recinto amurallado y su casco de interés cultural.

El salto se efectúa sobre el puente Buitrago, en el primer gran arco. Podrás escoger entre saltar de pie, de espaldas, agarrado al arnés integral, de cabeza, de frente o agarrado al arnés de tobillo. Si la emoción te lo permite, quizás puedas disfrutar la vista desde el aire mientras la gravedad te arrastra.

Puedes dar el paso al vacío tranquilo. Estarás aseguradísimo con las dos cuerdas, dos mosquetones, los dos sistemas independientes de frenado y dos arneses. Una vez realizado el salto las cuerdas se tensan, reteniendo al saltador y reduciendo el tirón.

Puenting en Galicia

El puenting en Galicia no te dejará indiferente. En la provincia de Pontevedra encontrarás muchos lugares desde donde saltar. En Monteporreiro, saltar sobre el río Lerez, será una experiencia única, gratificante, y si es tu primera vez quizás, además de sumar belleza, suma tranquilidad saber que vas a caer sobre un río. Otros lugares en A Coruña donde puede probar tus límites con el puenting en España son desde el viaducto de la ría de Noia sobre la serra de Outes o desde el viaducto del río Deza sobre Vila de Cruces.

Puenting en el País Vasco

El salto en Vizacaya se realiza desde el puente de Atxazpi, en Ondarroa, con el mar a tus pies y de cara a las rocas. El paisaje es sobrecogedor y único. La experiencia consiste en un salto de más de veinte metros de altura desde el puente cuya altura es de cuarenta metros.

Lanzarte en puenting en Vizacaya, crear un péndulo gigante, donde las cuerdas están ancladas en un extremo del puente y tú saltas desde el otro. El monitor te explicará todas las medidas de seguridad necesarias y en todo momento estarás sujetado por las cuerdas de seguridad.

Murillo de Gállego, puenting entre Zaragoza y Huesca

Otra maravillosa oportunidad de caer sobre el mundo haciendo puenting en España. Sobre la irregular región en la que Huesca y Zaragoza mezclan sus fronteras.

Murillo de Gállego se encuentra en el prepirineo aragonés, enmarcado en un entorno realmente singular, con los imponentes Mallos de Riglos de fondo, Peña Rueba a sus espaldas y el salvaje Rio Gállego bañándolo. Un entorno inmejorable para la aventura.

En Burgos, puenting en Santelices

Burgos es otra provincia a la que puedes acercarte para hacer puenting en España. En Santelices, Merindad de Valdeporres, darás un salto al vacío desde veinticuatro metros de altura sobre el Río Nela, sujetado únicamente con cuerdas.

Como en todos los casos, cuerdas, mosquetones, todo provisto por partida doble para mayor seguridad. Esta zona, te invita a descargar tu adrenalina en un ambiente tranquilo y rural y accesible desde centros urbanos ya sean burgaleses como desde Santander y Bilbao.

Puenting en Gran Canaria turístico veraniego, con una temperatura de cálida a templada durante todo el año, ofrece muchísimos sitios desde donde lanzarse en puenting.

Uno de los más concurridos es el Puente de la Calzada, llamado también de La Angostura, en la zona de Tafira. El puente une los bordes de dos barrancos. Un lugar ideal para dar el paso al vacío.

El salto en este lugar es de unos veinteseis metros en un entorno de película.

Puenting en España desde Alicante

En la provincia más rocosa del país y con el marco del mar Mediterráneo, Alicante provee el marco adecuado para hacer puenting en España. Se salta desde una altura de cincuenta metros, desde el Puente de las Siete Lunas en Alcoy o desde el Puente de Villena.

Siempre, en todos los casos, además de las medidas de seguridad ya mencionadas, hay un instructor que brinda todas las pautas a seguir para en la progresión de la actividad. Escuchar sus consejos para relajarse y sentirse seguro es primordial para que este día, que quedará en nuestro recuerdo para siempre, sea favorable en todo sentido.

¿Cuánto cuesta hacer puenting en España?

El salto más clásico arranca desde los 20 euros. Luego, desde esta cifra, se incrementa según la altura, la posición en que quieras tirarte, el lugar. Los saltos más altos alcanzan un valor de 110 euros.

Existen promociones que complementan tu salto puenting con una filmación profesional, otros agregan una merienda ya que descargar tanta adrenalina en un instante, deja con el estómago vacío a cualquier mortal. Otros saltos se conjugan con actividades afines como la tirolina. En estos casos, agregando condimentos para hacer más productiva la jornada, el puenting varía en precio de 50 a 70 euros.

Así que, lo que debes tener en cuenta es, si solamente quieres arrojarte al vacío y no te importa empezar con una altura nada despreciable para ser la primera vez, de veinte a veinticinco metros, podrás hacerlo por 20 o 30 euros. Si quieres más elementos y sobre todo más altura, piensa en gastar más de 50 y hasta unos 100 euros.

Sea cual sea el precio que pagues por tu gran paso, lo que te lleves en experiencia, no lo paga ningún dinero. Es algo único, inimaginable y que sólo tú puedes vivir para sentir de verdad.

Requisitos para hacer puenting en España

Como se trata de una actividad extrema, si bien las medidas de seguridad están garantizadas, el hecho de vivir emociones tan fuertes exige cumplir algunos requisitos.

El puenting en España no está regulado legalmente, pero se aconseja y establece que es fundamental no tener problemas cardíacos ni nerviosos. También está desaconsejado para personas con diabetes o que corran riesgo de desprendimiento de retina.

No se permite hacer puenting a las personas que exceden los 135 kilos de peso.

Antes de hacer puenting en un determinado lugar es importante controlar el material que se va a utilizar, que sea homologado, que esté en buen estado. También se debe averiguar si la empresa en la que confiemos tiene seguros de responsabilidad al día.

Nosotros te guiaremos a los mejores sitios de puenting en España. Una vez decidido y escogido el lugar, salta y disfruta la experiencia. Esto sí que será la aventura de tu vida.

Compártelo con tus amigos
×