fbpx
Tu buscador de actividades y reservas online

El impagable placer de caminar sobre la nieve

Caminar sobre la nieve es una de las sensaciones más hermosas que existen. Una sensación que conjuga el paisaje del eterno manto blanco con nuestros pasos. Avanzar con la vista perdida en el más allá de las laderas inmaculadas mientras nuestros pies se hunden suavemente en un mullido colchón de nieve.

Pocas experiencias son tan placenteras a todos nuestros sentidos. Sin embargo a veces sucede que la nieve recién caída, cuando es abundante y profunda, comienza a dificultar la progresión. Nos enterramos, requiere paulatinamente más esfuerzo físico y el placer se revierte de pronto a una situación incómoda de no lograr avanzar al ritmo que queremos. Para que no nos traicione la impaciencia, existen a nuestra disposición las raquetas de nieve.

Orígenes de las raquetas de nieve, historia y actualidad

Las raquetas de nieve se inventaron 4000 años antes de Cristo. Fueron los hombres del Cáucaso, en la región de Armenia, los primeros en acoplar unas superficies de madera bajo los pies, atada con tiras de cuero. Otros habitantes de regiones heladas, en Escandinavia y el Polo Norte, añadían un trozo plano y amplio de piel debajo de su calzado.

Con el tiempo los materiales y el diseño de las raquetas de nieve se fue adaptando a las necesidades de cada pueblo. Hoy día existen raquetas de nieve de distintos materiales y forma, según sean para superficies llanas, montañosas, con mayor o menor desnivel, o diferencias en la calidad de la nieve.

Las raquetas de nieve se acoplan a las botas y nos permiten caminar con más comodidad y rapidez. Hacerlo sobre ellas, también ofrece una increíble sensación de bienestar. Funcionan por el fenómeno de “flotación”, distribuyendo el peso de la persona sobre una superficie más grande para que el pie no se hunda.

Antiguamente el invento era primordial para los habitantes de regiones heladas que necesitaban movilizarse a pie ya sea para cazar, para los comerciantes de pieles, y cualquier persona que necesitara desplazarse para su supervivencia y necesidades de un poblado a otro. En la actualidad se utilizan para el ocio, excursionistas, la práctica del senderismo, montañismo o alpinismo en invierno. Son una herramienta esencial también para los guardaparques, guardas forestales y otros colectivos que tienen que ser capaces de moverse por áreas inaccesibles para vehículos motorizados cuando hay nieve profunda.

Elementos que conforman una raqueta de nieve y medidas convencionales

Las partes básicas de una raqueta de nieve son:

  • Marco y cubierta: es la parte que posibilita la flotación sobre la nieve, a mayor superficie, menor será el hundimiento. Existen modelos que usan un marco de aluminio, utilizando una cubierta que puede ser de distintos materiales como lona o plástico. Otros modelos utilizan un marco hecho con un tubo de aluminio liso y otros, un marco de aluminio dentado en su base que optimiza el rendimiento proporcionando un buen agarre sobre la nieve.
  • Por otro lado, existen modelos llamados “compuestos” en los que el marco y la cubierta es una pieza única de plástico.
  • Puntera: une el pie a la raqueta mediante un eje pivotante. Este mecanismo permite levantar el talón y flexionar la rodilla sin levantar la totalidad del peso de la raqueta.
  • Alza para el talón: hace que los ascensos sean más al modificar la inclinación del pie.
  • Fijación: es el sistema que mantiene unido tu pie al marco y la cubierta.
  • Las botas se aseguran con fijaciones que generalmente consisten en una plataforma y correas de nylon que cubren el pie por el empeine y alrededor del talón. Las fijaciones pueden ser fijas o no, en cuyo caso los pies pivotan a la altura del metatarso. Esto permite que el talón se desprenda de la cubierta a medida que avanzas, eliminando la nieve y reduciendo la fatiga de las piernas. Este movimiento permite caminar naturalmente, por lo que es el tipo de fijación de uso más extendido.
  • Pequeños crampones o cuchillas en la suela: son las puntas metálicas que se ubican en la base de la fijación para mejorar la tracción, ayudan a caminar con seguridad sobre nieve dura o el hielo.
  • Gancho delantero: mejora el agarre del pie durante los descensos.

¿Qué raquetas de nieve elegir según el tipo de terreno?

-Raquetas para terreno plano: es la mejor opción para comenzar o para aquellas personas que sólo quieren divertirse y darle un uso de ocio esporádico. Están diseñadas para caminar cómodamente en terreno plano y pendientes moderadas. Por lo general son de cubierta compuesta y de fijaciones fáciles de ajustar, en muchas ocasiones fijas. Los crampones o dientes no son agresivos.

-Raquetas para pendientes moderadas: se diferencian de los modelos de entrada al ofrecer fijaciones flotantes y más robustas además de crampones más agresivos que permiten mejor tracción en nieve dura o eventualmente hielo. Algunos modelos intermedios poseen un elevador o alzador de talón que permite caminar de manera cómoda y eficiente desde el punto de vista energético en pendientes inclinadas.

-Raquetas de montaña: consisten en un marco de aluminio de base dentada y crampones en la base de la fijación. A la altura de los dedos de los pies suman dos puntas frontales más para proporcionar agarre en nieve y hielo. Utilizan fijaciones flotantes de gran ángulo de pivote que en algunos modelos se puede fijar. Todos los modelos para montaña poseen un elevador o alzador de talón.

¿Dónde alquilar raquetas de nieve en España?

En general podrás caminar con raquetas sobre la nieve en todos los lugares donde se realizan actividades invernales.

Puedes probar las raquetas alquilándolas o, por supuesto comprándolas.

Alquilar raquetas de nieve en España es bastante accesible. En sitios cerca de Madrid, como la sierra de Guadarrama, desde el puerto de Navacerreda, donde también puedes hacer salidas en trineo y hasta construir un iglú. Se organizan caminatas accesibles a toda la familia pasando por el cerro Siete Picos.

En el Valle de Tena en Huesca, se organizan salidas con raquetas de nieve para diferentes niveles de complejidad. Es una región ideal y rica en variedad para efectuar emocionantes travesías sobre la nieve caminando con raquetas. Una de las más exigentes y bellas es llegar al vértice de Anayet, un antiguo volcán poblado de ibones.

Otros puntos del Pirineo aragonés para disfrutar del alquiler de raquetas en España, son Canfranc, Valle de Pineta, Valle de Ordesa y desde la misma ciudad de Jaca se puede concretar el alquiler.

En la región catalana, desde Andorra y hasta Cataluña, puede conseguirse en todos los centros de deportes de invierno. En lugares como Girona, Lleida, e incluso en la misma Barcelona.

Si vamos hacia el otro extremo de la península ibérica, se puede acceder al alquiler de raquetas de nieve en España, en la Sierra Nevada.

Los precios arrancan desde 15 euros hasta 40 por jornada completa. También se ofrecen alquileres semanales.

Desde nuestra plataforma te ofrecemos los mejores lugares para caminar con raquetas de nieve en los paisajes más sublimes de la península ibérica. Seguramente vivirás una experiencia sobrecogedora y memorable que nunca olvidarás.

Compártelo con tus amigos
×