fbpx
Tu buscador de actividades y reservas online

¿Qué es un túnel de viento?

Un túnel de viento es un flujo de aire generado por la potencia de varias turbina. Este flujo de aire, o túnel de viento, puede disponerse manera horizontal o vertical. Los que se utilizan de manera recreativa para imitar el vuelo o la caída libre son verticales. Cualquier persona que esté dentro va a experimentar la sensación de caída libre con total seguridad y podrá regular personalmente la potencia y aumentar o reducir el flujo de aire provocando que el cuerpo suba o baje.

En sus orígenes los túneles de viento se inventaron con fines científicos, para comprobar la aerodinámica en el diseño de vehículos, ya sea de aviones o coches. Sin embargo como el dispositivo es capaz de simular las condiciones que experimenta un objeto a través del aire, no demoró mucho tiempo en adaptarse a otros fines. Fue así como para las actividades de vuelo, los túneles de viento empezaron a usarse para desarrollar nuevas técnicas de maniobras en picado y el entrenamiento de paracaidistas. Incluso cuando ya son expertos, practicar en un túnel de viento les permite mantenerse en forma y no sufrir percances en los saltos reales.

Normalmente los túneles aerodinámicos están formados por cuatro turbinas. El mayor túnel de viento de toda Europa se encuentra en Madrid. Se hizo realidad en 2011 gracias a la iniciativa de Alberto Fuertes, tricampeón mundial de paracaidismo y subcampeón de paracaidismo indoor. Tras recorrer los principales túneles aerodinámicos de Europa, tuvo la idea de construir unas instalaciones únicas que superaran a todas las anteriores.

Son instalaciones tecnológicas caras por eso, como no son utilizadas de manera tan frecuente por los paracaidistas, para amortizarlas, a sus dueños se les ocurrió extender el uso a actividades de ocio.

Túnel de viento recreativo

Entrar en un túnel de viento es algo muy seguro. No significa correr ningún riesgo y, a cambio, tener una sensación similar a la de caída libre durante un lanzamiento en paracaídas. La actividad es apta para todo el mundo, incluso niños o personas con alguna discapacidad física. Sólo está contraindicado para algunas afecciones de hombros, cuello y espalda y en algunos estadíos del embarazo. En estos casos antes de asistir a una experiencia en túnel de viento es conveniente consultar al médico.

No se requieren conocimientos previos, ni entrenamiento técnico, ni estado físico. Cuando se enciendan los motores y se accionen las cuatro hélices que produzcan la corriente de aire ascendente, sólo tendrás que tumbarte y comenzarás a flotar. Siempre habrá un monitor que te enseñará los gestos sencillos de comunicación dentro del túnel y que te guiará al principio indicándote la postura en la que debes colocarte. Es una gran experiencia y una actividad adictiva. Seguramente una vez que la pruebes querrás repetir más de una vez.

Túnel de viento, una sensación semejante a tirarse en paracaídas

Los túneles de viento verticales son capaces de simular las condiciones de caída libre sólo que las personas que sufren de vértigo estarán exentas de tener que saltar al vacío desde miles de metros de altitud. El precio es también mucho más asequible que un vuelo en paracaídas. La sensación es muy parecida aunque no completamente idéntica. Y sin riesgo alguno. Todo esto conlleva a que, el llamado paracaidismo indoor, en un túnel de viento, se haya vuelto una práctica bastante popular.

Otro aspecto diferente es que el vuelo indoor en un túnel de viento, puede disfrutarse por el tiempo que uno desee, en cambio el salto en paracaídas dura alrededor de un minuto. Tampoco dependeremos del estado del clima o los vientos, por el contrario al mal tiempo, el túnel de viento es una buena opción para pasar la tarde flotando.

Flotar en un túnel de viento como práctica habitual nos ayudará muchísimo a ganar confianza en permanecer suspendido en el aire y, esta confianza, nos facilitará animarnos a un lanzamiento real en paracaídas al aire libre. Si queremos tener la experiencia de un salto real en paracaídas pero aún no nos atrevemos a dar el paso al vacío, practicar varias veces en el túnel de viento, conocer la respuesta de nuestro cuerpo y nuestra emoción al estar suspendido, nos ayudará, y mucho, a decidirnos saltar en paracaídas.

¿Dónde hay túneles de viento en España?

En España se encuentra el túnel de viento más grande de Europa. Éste está ubicado en Las Rozas, Madrid. Además en la capital hay otro en Leganés y un par más en centros comerciales cuyas dimensiones y prestaciones están muy bien.

Luego encontraremos más túneles del viento en Cataluña. En Cornella de LLobregat, cerca de Barcelona, está el que posee las instalaciones más modernas del país mientras que, en Girona, existe otro en Ampuriabrava.

Otras ciudades donde podemos probar el túnel de viento son Zaragoza, Sevilla y Castellón.

Flotar en un túnel de viento puede ser tu primer paso antes de decidirte a volar en paracaídas. De todas maneras, hoy día existen numerosas alternativas para cumplir con el sueño ancestral del ser humano de volar. En nuestra plataforma contamos con las mejores propuestas para volar en paracaídas, parapente, paramotor y todas las modalidades que se han desarrollado en el mundo desde el pasado hasta la actualidad. ¡No te quedes sin desplegar tus alas!

Compártelo con tus amigos
×