fbpx
Tu buscador de actividades y reservas online

¿Cómo será el velero más grande del mundo? Seguro que te has hecho esta pregunta alguna vez. Ya sea porque eres un amante de los deportes náuticos o simplemente porque te maravillas viendo estas pequeñas embarcaciones durante las vacaciones desde la playa; pero no, no todos los veleros son pequeños. A continuación, te contaremos cual es el velero más grande del mundo y te daremos algunos detalles interesantes sobre él.

El velero más grande del mundo, quizás mejor dicho, el yate a vela más grande del mundo se llama “SAILING YACHT A” lo mando construir el multimillonario ruso Andrei Melnichenko, fue el mismo quien le puso el nombre y desde hace 3 años causa sensación allí por donde va, no dejando indiferente a nadie por su lujo y sobre todo, por su tamaño. No es de extrañar ya que cuenta con una envergadura de 143 metros de eslora y 25 metros de manga, todo un titán de los mares.

El velero más grande del mundo

Este monstruo marino fue diseñado por el francés Philippe Starck y se construyó en el astillero alemán Nobiskru. Una obra faraónica que costó más de 450 millones de dólares y que tardaría en construirse alrededor de unos 4 años.

Solo la quilla ya mide 8 metros de largo. Sus mástiles son tan enormes que son comparados con el Big Ben de Londres. Estos gigantes fueron fabricados en Valencia y se hizo cargo de ello la empresa Future Fibres. Su longitud roza los 100 metros de altura y soportan hasta 3700 metros cuadrados de superficie velica. Aprovechando su gran tamaño, en el interior de uno de ellos hay ubicado un camarote (no apto para personas con vértigo) que gracias a su altura ofrece unas vistas incomparables del océano.

El velero más grande del mundo cuenta con 8 amplísimas cubiertas, una de ellas dotada incluso con un helipuerto. Además situado en su panza, dispone de un bonito puesto de observación submarina y por si esto fuera poco y se nos antojara ver las profundidades aún más de cerca, también podríamos optar por subir al mini submarino que tiene alojado la embarcación.

Por si a alguno de los invitados todo esto se le queda pequeño, el velero más grande del mundo cuenta con unas amuras extensibles que se convierten en unas preciosas terrazas al mar, en las que tomar un aperitivo en un marco inigualable. Estas terrazas se repliegan cuando navega quedando perfectamente integradas en el casco del navío.

Debido a sus descomunales dimensiones al “SAILING YACHT A” le suele resultar imposible en muchas ocasiones acceder a puerto a causa de la baja profundidad de las aguas, por lo que suele fondear a unas cuantas millas de tierra firme. El simple hecho de poder verlo de cerca ya es motivo para considerarte afortunado, muchísimo más aún si tienes la oportunidad de formar parte del exclusivo grupo de personas que pueden pasar unas vacaciones en su interior y disfrutarlo en todo su esplendor. Esta maravilla está diseñada para acoger hasta a 20 invitados que contarán con todo tipo de lujos a bordo, además de las atenciones de una tripulación formada por 54 miembros que se encargaran en todo momento de que no te falte de nada.

Compártelo con tus amigos
×